¡ Construyamos las condiciones de un protagonismo indígena en Paraguay !                                      ¡ Construyamos las condiciones de un desenvolvimiento étnico autónomo en Paraguay !
 
 

 

Hacia una Federación del Pueblo Aché

08-09 de Agosto 2.007

 
 

 Los 8 y 9 de agosto pasado, representantes de las siete comunidades de la etnia se reunieron en KUÊTUWYVE a fin de llevar a cabo discusiones preliminares para lograr la creación de una verdadera Federación aché.

 

    Al respecto, los Aché de KUÊTUWYVE y LINAJE expusieron un sombrío diagnostico de la situación actual de la etnia que apenas tiene 12.374 hectáreas de tierras -tituladas o aseguradas [1]- para una población que alcanza o supera ya las 1.500 personas.

     A esto se tiene, todavía, que sumar un crecimiento demográfico anual de casi 4%, es decir una de la mayor tasa de natalidad dentro de las 20 etnias actuales del Paraguay… Este aumento descontrolado de la población aché –que superará las 2.000 personas en menos de una década- presagia un porvenir preocupante para las siete comunidades actuales que NO tienen el espacio ni los recursos económicos suficientes para soportar - SIN REACCIONAR - tal explosión demográfica.

 
 
 
 

Por lo tanto, se destacó la urgencia vital de cuidar mejor el irrisorio territorio contemporáneo gracias a un manejo racional -culturalmente pautado- de los recursos naturales, suelos y agua de cada comunidad; así como seguir reivindicando y recuperando a más porciones del bosque tradicional ancestral: esta dinámica que se puso en marcha en 2000 -permitiendo la creación de dos nuevas colonias, KUÊTUVY y KUÊTUWYVE- tiene que profundizar y acelerarse.

 
 
 

     Los Aché de LINAJE subrayaron, así, las dramáticas mutaciones socio-económicas y políticas que tiene que enfrentar el pueblo aché desde su salida forzada del bosque y el despojo -irreparado- de su territorio ancestral perpetrado por la dictadura militar entre 1970 y 1979.

    Se recomendó, en especial, amortiguar y buscar revertir a 3 tipos de desregulaciones cuyos efectos destructivos se han agravado a lo largo de las tres últimas décadas, y siguen empeorando la situación del pueblo aché hacinado en asentamientos:

 
  1. La aglutinación, contraria al patrón tradicional de ordenación espacial y repartición sociológica aché, que obliga, hoy en día, los clanes familiares congregados en una sola aldea dentro de la finca, a sobre-exigir los recursos y suelos en un mismo lugar y momento. Semejante agrupación permanente de 30 a 80 familias dificulta la solidaridad comunitaria e imposibilita la reciprocidad generalizada  constitutiva del credo y de la sociedad aché.

 

2.

La concentración del poder entre las manos de unos individuos presuntamente capaces, que propicia la deresponsabilización y dimisión colectivas de las comunidades esperando soluciones, sino milagros, de sus “caciques”. El “caciquismo” (institución no genuinamente aché)  ha obstaculizado, hasta ahora, el reestablecimiento de un poder colegial tradicional u órgano colectivo de representación, deliberación, decisión y distribución - garante del interés de cada colectividad aché - tal como el Consejo político o el Consejo de ancianos. El caciquismo precipitó y agudizó la dilapidación del último patrimonio ambiental  aché.

 

3.

La pérdida del papel religioso y educativo de los ancianos y sabios, debida a la presencia de los pastores evangélicos aché y docentes del sistema educativo formal no-indígena: este vacío llevó las colonias aché a la desvirtualización de los nexos espirituales con el bosque, y a la desarticulación del manejo tradicional de la biodiversidad.

 

[1] 17.350 has si se suman las 4.610 has de KUETUVY todavía en litigio.

 
Volver a la pagina principal
 
Documento sin título
Copyright©2002-2014 LINAJE - Todos los derechos reservados.
www.linaje.org - linaje79@gmail.com